×

Horarios de contacto

Le recordamos que puede contactar con JURIDICALIA dentro de los siguientes horarios:

Personal con abogado: requiere previa cita
Telefónico secretarias: 9 a 20 horas
Por formulario o e-mail: 24 horas

¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Modalidades de precio

civil-sucesionesModalidades de precio en los servicios legales contratados con JURIDICALIA.

IGUALA

Si el precio de los servicios legales prestados por JURIDICALIA se fija por la modalidad de iguala, el cliente abona una cuota fija mensual invariable, con independencia del número de asuntos encargados dentro del ámbito de la contratación o de la cantidad de trámites, instancias o incidentes que cada uno de dichos asuntos ocasione.

Es la modalidad aconsejable para entidades que hayan de contratar una pluralidad de servicios legales.

EJEMPLO: un ejemplo característico de la fijación del precio por iguala es el de las asesorías a Comunidades de propietarios. Por la misma cuota mensual, la Comunidad puede presentar todas las reclamaciones que precise contra propietarios morosos a través de juicios monitorios; seguidamente, en caso de impago, tramitar el posterior proceso de ejecución judicial hasta concluir el procedimiento de aprecio; e incluso, según el ámbito de la igual, promover juicio civiles contra propietarios que realicen no autorizadas que afecten a la configuración exterior del edificio o a su seguridad; o presentar reclamaciones judiciales por defectos constructivos, contra las personas y empresas responsables del proceso constructivo.

PRECIO ÚNICO GLOBAL

Si el precio de los servicios legales prestados por JURIDICALIA se fija por la modalidad de precio único global, el cliente abona un único precio por la totalidad del asunto contratado, determinado en el momento de la contratación, con independencia de la cantidad de trámites, instancias o incidentes que dicho asunto ocasione.

Es la modalidad aconsejable para personas físicas o entidades que sólo hayan de contratar un servicio legal, pero deseen conocer y controlar desde un principio el precio que habrán de abonar por el mismo.

EJEMPLO: un ejemplo característico de la fijación del precio por precio fijo es el de los juicios hereditarios. En estos procedimientos no se conoce desde un principio la cantidad de incidentes y trámites adicionales que pueden originarse durante el procedimiento, por lo que las fluctuaciones de precio del servicio jurídico pueden ser importantes. En estos casos, una opción segura es fijar un precio fijo, a tanto alzando, que cubra la totalidad del proceso.

PRECIO POR TRÁMITE

Si el precio de los servicios legales prestados por JURIDICALIA se fija por la modalidad de precio por trámite, el precio que abona el cliente por el asunto contratado viene determinado por la suma del precio de cada uno de los concretos trámites que dicho asunto ocasione, los cuales son determinados individualmente en el momento de la contratación, mediante una de las dos siguientes fórmulas:

  1. Determinación a precio fijo.
  2. Determinación aplicando la Escala común de precios de JURIDICALIA al valor del trámite – obtenido conforme a los criterios legales de valoración – .

Es la modalidad aconsejable para personas físicas o entidades que sólo hayan de contratar un servicio legal, y confíen en la existencia de circunstancias que puedan restar trámites al servicio legal que se encarga. El cliente asume un riesgo, frente a la modalidad de precio fijo, en la confianza de que el menor número de trámites previstos podrá suponer una rebaja del precio final del servicio legal contratado.

EJEMPLO: un ejemplo característico de la fijación del precio por precio fijo es el de reclamación de deudas contra deudores solventes. La posibilidad de que el deudor abone la cantidad reclamada judicialmente en cualquier momento del proceso, si al cliente le constan indicios de que así puede suceder,  puede llevar a renunciar a la modalidad de contratar un precio fijo total sustituyéndola por la de los concretos trámites que se lleven a cabo hasta el pago. Si el cliente tiene razón y el pago se cumple en las primeras fases, obtendrá una importante rebaja sobre el precio fijo, pero si se equivoca y el proceso se sustancia en todos sus trámites, la suma de éstos conllevará un importe superior a la una cantidad fija global inicial.

CUOTA LITIS

Si el precio de los servicios legales prestados por JURIDICALIA se fija por la modalidad de cuota litis, el cliente sólo abona un precio final por cada asunto contratado, determinado en el momento de la finalización del proceso, atendiendo al resultado real favorable de dicho proceso, independientemente de los concretos trámites que el asunto ocasione. En caso de que el cliente pierda el juicio, no abonará cantidad alguna en concepto de honorarios de Abogado a JURIDICALIA.

Esta modalidad, bastante frecuente en el mundo anglosajón, pero poco aplicada en nuestro país, conlleva que el Bufete comparta el riesgo del servicio jurídico contratado por el cliente, y condiciona el cobro del precio a la efectiva estimación  y obtención del bien o derecho reclamado, el cual es valorado aplicando los criterios legales de valoración a la Escala de precios de JURIDICALIA para esta modalidad. Sólo si el cliente obtiene la totalidad del bien o derecho reclamado el precio a pagar por el servicio jurídico contratado será superior al que correspondería en la modalidad de precio fijo (a cambio no corre riesgo alguno, asumido en su totalidad por JURIDICALIA), pero a cambio, en cualquier otro caso, el precio del servicio legal contratado bajará, ajustándose a lo realmente obtenido, hasta el extremo de no abonar precio alguno por el servicio jurídico contratado.

Por razones de operatividad, esta modalidad está sometida a un estudio previo y gratuito de viabilidad inicial por JURIDICALIA (con el fin de no llevar a cabo trámites o actuaciones temerarios o contrarios a la buena fe) y a un valor mínimo del asunto para el que se desea contratar la modalidad de cuota litis igual o superior a los 1.500 euros.

EJEMPLO: un ejemplo característico de la fijación del precio por precio fijo es el de reclamación de deudas contra deudores en grave riesgo de insolvencia. La posibilidad de que el deudor nunca abone la cantidad reclamada judicialmente, o sólo parte de ella, puede llevar al cliente a renunciar a la modalidad de contratar un precio fijo total, condicionando el pago del precio del servicio legal contratado al buen fin del cobro, de tal forma que sólo pagará el servicio jurídico contratado si el deudor paga, y pagará un precio proporcional a la cantidad percibida.

SUBIR